El caso Zacarías

La violencia en el fútbol parece no tener fin. Pero no es un caso de la actualidad. Lamentablemente nos hemos acostumbrado a ver el fútbol argentino, el deporte nacional por excelencia, como un ring de box, en lugar de lo que debería ser, un espectáculo. Hoy canalizamos nuestra ira, enojo, angustia y demás sensaciones en una cancha, marcando al rival o al árbitro como ni enemigo. Eso genera muchas veces simples “ puteadas” y en el mayor de los casos, golpes de puño y desmanes.

Lejos quedaron esos días donde se podía ir en familia a la cancha y volver tranquilo a casa. Manchados quedaron los hinchas comprometidos y fieles a vestir los colores del club por un puñado de inadaptados. Hoy la escena la protagonizan los barrabravas, quienes dicen ser hinchas del club, pero son empleados del mismo y poco sienten por esos colores, o por lo menos así parece. Ellos y sus negocios, chicanas, clientelismo, disturbios, enfrentamientos, discriminación. Y la lista sigue…

A continuación nos remontaremos a un trágico episodio ocurrido hace ya varios años en la ciudad de Córdoba. Allí se disputaba un partido clave entre Instituto y San Lorenzo. Al parecer, la violencia en el fútbol ya cuenta con varios años de historia negra.

Era un 8 de mayo de 1988, tarde en la que se enfrentaban Instituto-San Lorenzo en Córdoba. El partido iba 0 a 0 y estaba por finalizar el primer tiempo cuando una bomba de estruendo lanzada desde la tribuna popular del club cordobés, que oficiaba de local, explotó en una ventana del vestuario visitante, de cuyos vidrios partió una esquirla que lesionó gravemente a Claudio Zacarías, defensor azulgrana.

El incidente derivó en una fuerte sanción para Instituto: el Tribunal de Disciplina le dió por perdido ese partido al club cordobés; le descontó dos puntos al final de la temporada 87/88; inhabilitó el estadio de Alta Córdoba y le restó un porcentaje de las recaudaciones durante seis fechas. Además, el club debía indemnizar al jugador con $460 mil pesos. Dos años después y en medio de una crisis general, Instituto descendió al Nacional B.

Hoy, cuando pasaron 24 años de aquel incidente, Instituto volvió a la primera división pero el juicio iniciado por Zacarías, quien dejó el fútbol hace un par de años cuando no pudo recuperar el nivel que mostró en San Lorenzo, continúa.

La mayor indignación que se produjo esa trágica tarde para ambos clubes ocurrió en los vestuarios, con ambos técnicos molestos por la agresión al juez Rabinovich. Edgardo “Patón” Bauza, DT de Rosario Central en aquel momento, dijo: “Me asusté cuando vi sangre en su cabeza. En el aspecto deportivo esto crea problemas, porque estamos jugando la copa Conmebol y tenemos muchas posibilidades de ingresar a la copa Libertadores”.

Ernesto Corti, quien era Director Técnico de Instituto, manifestó esa tarde: “Estos hechos de violencia se tienen que acabar. No puede ser que por un loco se eche a perder el trabajo de mucha gente, y de un club tan prestigioso como Instituto”.

En su fallo, llevado a cabo el 15 de abril de 2007, la Corte liberó de responsabilidad a otras dos instituciones demandadas por el ex jugador: la provincia de Córdoba, a través de su cuerpo de policía, y la AFA.

Asimismo, se dio por probado que los responsables de las heridas sufridas por Zacarías, acusados por lesiones culposas, eran integrantes de la barrabrava del club demandado, y que en esa condición tenían libre acceso a las instalaciones en los días de partido.

Los ministros Eduardo Moliné O’Connor,  Augusto Belluscio, Santiago Petracchi,  Gustavo Bossert, Guillermo López, Adolfo Vázquez, y Antonio Boggiano (éste último en disidencia parcial) entendieron que la AFA “no organiza ni participa del espectáculo, ni ejerce control directo sobre los espectadores”, por lo cual se la desvinculó del incidente.

“Estuve más de diez años luchando para que se haga justicia y creo que finalmente sólo condenaron a una de las partes. Para mí, tanto AFA como la policía cordobesa también eran responsables de la agresión”, remarcó Zacarías.

El jugador de San Lorenzo aún no sabe cuándo se va a hacer efectivo el cobro de la indemnización porque Instituto se declaró en quiebra.  “Cuando veo que Ruggeri o Higuaín se retiraron a los 35 años, me da mucha nostalgia. Me hubiese gustado mucho seguir jugando y borrar esa tarde de mi vida. Con la ayuda de mi familia y amigos, intento salir adelante”, concluyó.

Lo que no concluyó y esperemos verlo pronto como amantes del fútbol es la violencia. ¿Llegará en un futuro cercano el día en que la policía no conviva con estos delincuentes barrabravas y permitan su acceso a la cancha? ¿Veremos hacer cumplir realmente los derechos de admisión para que asistan solo los amantes del buen fútbol y puedan ir con sus hijos a la cancha en paz? ¿Podremos disfrutar de un partido sin tener que lamentar víctimas fatales e inocentes? Son muchas preguntas para las que no tengo respuesta por el momento. Para solucionar los problemas de afuera, primero debemos solucionar los nuestros como sociedad. Y si ese día llega, verdaderamente seremos una sociedad más justa, solidaria, pacífica, organizada y fundamentalmente, respetada.

La realidad es que mientras siga dejando tanta plata el negocio del fútbol, seguiremos viendo este tipo de hechos domingo tras domingo, con los barrabravas como protagonistas de cada partido, y el espectáculo en sí pasa a un segundo plano. Fútbol para Todos. Violencia para Todos. ¿Deporte? Para muy pocos…

                                                                                                             Nicolas de Brasi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s