La muerte de un presidente: el arreglo de un campeonato

El torneo apertura 2008 es conocido como uno de los campeonatos más polémicos en la historia del fútbol argentino. Aquel torneo que finalmente fue ganado por Boca Juniors a través de un triangular, tuvo todos los condimentos para mostrar parcialidad hacia un equipo.

Ese torneo comenzó con el dominio absoluto de San Lorenzo de Almagro, que  con buen fútbol se impuso en las primeras diez fechas, ganando ocho encuentros, empatando uno y perdiendo tan solo en la primer fecha.

En la fecha número 11, San Lorenzo estaba por en cima de Boca por 8 puntos, pero un suceso trágico modificó el rumbo del torneo. El 30 de octubre del 2008, el presidente de Boca Juniors, Pedro Pompilio, perdió la vida después de sufrir un infarto al corazón.

A partir de allí (fecha 13), el equipo de la Ribera comenzó a ganar todo lo que se ponía delante de sus narices. Resulta un poco extraño que en las últimas fechas comenzaron algunos fallos arbitrales un tanto perjudiciales para aquellos equipos que enfrentaban a Boca. Todo comenzó en la fecha 16, cuando al juez Carlos Maglio cobró un penal inexistente sobre Figueroa. Para colmo, con el resultado 2 a1 a favor sobre San Martín, el juez obvió un penal más grande que una casa sobre Pérez Castro, cobrando “simulación” del jugador de San Martín, y expulsándolo por doble amonestación (http://www.youtube.com/watch?v=brrA-jqMl40).

Una fecha después, Boca enfrentó a Racing y ganó 2 a 1. El juez Lunati, cobró un penal que no fue, de Migliore sobre Figueroa, poniendo a Boca asi en ventaja.

(http://www.youtube.com/watch?v=QvGJ2e8K7cM).

Finalizado el torneo, tanto San Lorenzo, como Boca y Tigre, igualaron en la cima del campeonato con 39 unidades. En aquel entonces, el equipo con mayor diferencia de gol era San Lorenzo, por lo que en caso de no realizarse el triangular, hubiera sido el campeón.

Tras la realización de un sorteo a puertas cerradas, Boca, fue el más beneficiado nuevamente, ya que el fixture lo ayudaba para jugar con resultados y con descanso para sus jugadores. El primer partido lo disputaron San Lorenzo y Tigre, con victoria del Cuervo, 2 a 1 frente a Tigre, en un arbitraje para el olvido del juez Laverni, que no cobró un penal clarísimo sobre Barrientos (San Lorenzo), cuando finalizaba el encuentro.(http://www.youtube.com/watch?v=ASOuF1NEcKY). 

Posteriormente Boca triunfó sobre San Lorenzo 3 a 1 y Tigre venció 1 a 0 a Boca.

En síntesis Boca fue campeón, por diferencia de gol, ahora lo que no se entiende es para que se realizó el triangular. La idea era que el campeón no saliera por diferencia de gol, hecho que finalmente terminó ocurriendo.

Cuando Bergessio, jugador de San Lorenzo, fue expulsado de la cancha en el partido frente a Boca, se retiró realizando gestos con sus manos expresando que Boca había pagado el torneo. Esto se corroboro cuando el ex árbitro Javier Ruiz, declaró meses después: “Se pueden arreglar campeonatos enteros, tal como se hizo con el Boca de Ischia”. 

                                                                                                                 Rodrigo Ibáñez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La muerte de un presidente: el arreglo de un campeonato

  1. augusto meretta dijo:

    impresionante contra san martin de tucuman, el tipo ni le pega a la pelota, directamente patada al jugador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s