CHAU, CHAU, CHAUUUUUUU

Esas fueron las palabras del vicepresidente de San Lorenzo de Almagro, Marcelo Hugo Tinelli para Ricardo Caruso Lombardi, que fue despedido de su cargo el pasado martes.

Por Mayo de este año,  San Lorenzo de la mano de Leonardo Madelón atravesaba un momento complicado, el equipo estaba en descenso directo y jugaba muy mal. Ante la salida de Madelón, el presidente en aquél entonces, Carlos Abdo, decidió contratar a Caruso Lombardi, que tuvo que rescindir el contrato que percibía con Quilmes para llegar a Boedo.

El objetivo que tenía Caruso Lombardi era claro: salvar al equipo del descenso. Con sus defectos y virtudes, el ‘’tano’’ logró conseguir el objetivo de mantener al ‘’cuervo’’ en Primera División, y por consiguiente se iba a quedar para el Torneo Inicial 2012.

Por problemas internos en lo político, la comisión directiva de Carlos Abdo renunció en su totalidad, por lo que en Agosto hubo elecciones en San Lorenzo. La formula Lammens- Tinelli se impuso por el 80% de los votos, y gobernarían el club.

El proyecto de Matías Lammens y Marcelo Tinelli se contraponía a la idea de Caruso Lombardi, sobre todo a la hora de elegir jugadores para conformar el plantel. El conductor de televisión, junto a sus pares de comisión directiva, llevaron al club jugadores de jerarquía y de nombre, como Franco Jara, Denis Stracqualursi, Ignacio Piatti, Juan Mercier, entre otros.

Caruso aceptó esos jugadores, pero también trajo futbolistas que son fieles a su idea de juego, es decir muy altos, con buen porte físico y con buen juego aéreo, como lo son Abel Masuero, Santiago Gentilletti, Gonzalo Prósperi, Julio Furch, y demás.

El matrimonio Caruso- Tinelli convivía dentro de todo bien, más allá que el perfil del entrenador no coincidía con la idea del vicepresidente del ‘’cuervo’’.

El arranque del campeonato era irregular, pero al técnico se le criticaba mucho la idea de juego. El ex técnico de Tigre, Quilmes, Argentinos, etc era considerado ‘’defensivo’’, y sus planteos fueron muy cuestionados, tanto por el público, como también por algunos dirigentes.

En la fecha 7, San Lorenzo caía ante Newells 1-0, con gol de Ignacio Scocco, y el planteo táctico del entrenador fue ultra cuestionado. Este iba a ser el momento de la ruptura, donde el técnico con el correr de las semanas formuló declaraciones fuertes y se exponía, como es habitual, en los diferentes medios de comunicación.

Algunas frases en caliente, como cuando Caruso dijo que atropellaría con su auto a un periodista, hicieron enojar mucho a Lammens y Tinelli.

Tal es así, que el técnico no dio más notas personales, por orden de la comisión directiva, y solamente hablaba 1 vez en conferencia de prensa para todos los medios. El resto de los futbolistas para hablar con los programas periodísticos debían pedir autorización.

Estas declaraciones y situaciones que se vivían, y las 3 derrotas consecutivas (Newells- Vélez y Racing) dejaban en la cornisa al ‘’tano’’

Frente Arsenal, en el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo debía ganar para que los dirigentes no echaran a Caruso. El resultado fue 0-0, el planteo del entrenador bastante conservador, y la gente se desesperó y cantó: Che Caruso te queremos avisar, acá estás en San Lorenzo, hay que salir a ganar”.

En el post partido, Caruso no renunció ni fue despedido. El martes dirigió la práctica en Cardales, pero por la tarde se reunió en el edificio de Ideas del Sur y quedó acordada su rescisión de contrato con San Lorenzo.

Tinelli, Lammens decidieron ponerle punto final al ciclo de Caruso Lombardi. Algo desagradecido, porque si no hubiera sido por el mediático entrenador, San Lorenzo ahora estuviera transitando el largo y difícil camino de la B Nacional. Caruso y su cuerpo técnico lograron apagar el incendio, lograron sacar el Titanic a flote, pero los que dicen querer a San Lorenzo, no valoraron ni respetaron tan semejante hecho, que si no fuera por RCL, hoy estarían gobernando un equipo de B Nacional, con el costo político pertinente y con la ilusión de la gente perdida en el olvido.

                                                                                                               Maximiliano Fourcade

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CHAU, CHAU, CHAUUUUUUU

  1. Julian Dantuoni dijo:

    Impresionante. Adhiero a lo que escribe Maxi, que es un crack. La nota impecable, sobre todo porque dice lo nosotros los hinchas del cuervo uqeremos decir. Tinelli le pifiió. Pizzi es mucho más malo que Caruso-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s