Combates de “La 12”, una hinchada para temer

 

 

El club de la Ribera, Boca Juniors, fundado el lunes 3 de abril de 1905 por cinco jóvenes que integraban un equipo de amigos del barrio de inmigrantes italianos de La Boca llamado Independencia Sud. Tomó sus colores azul y oro de un barco sueco que pasaba por el Río de la Plata y es apodado “xeneizes”, justamente por ser los italianos, más precisamente los “genoveses”, los primeros inmigrantes en radicarse en La Boca.

Pero lo que se debe rescatar al hablar del fútbol negro de nuestro deporte más popular es sin lugar a dudas su hinchada: “La 12”. Es común que cada hinchada posea un nombre. La de Boca tiene el suyo y se debe a que representan el jugador Nº12 en las tribunas, un jugador más. Muchos de los que conocen el estadio de Boca Juniors, Alberto J. Armando, apodado “La Bombonera” por su forma, ubicado en Brandsen 805, resaltan que el mismo durante un partido “no tiembla, late”. Hay que tener en cuenta que los fanáticos de uno de los clubes más grandes de la Argentina representan “la mitad más uno” del país.

Una vez nombrada “La 12”, vale aclarar que es además una de las hinchadas más violentas del fútbol, nuestro fútbol. A los hechos me remito. Era un encuentro protagonizado con otro de los clubes cuya hinchada es una de las más violentas de la Argentina, Chacarita Juniors, bajo el apodo “Los Funebreros”. El partido se disputó en “La Bombonera” un 7 de febrero de 1999, en una tarde de mucho calor. Antes que comience el Clausura jugaron este partido amistoso con poco público.

Los de “Chaca” ocupaban la tribuna Norte Baja, y la gente de Boca la platea Baja. Así fue como los visitantes empezaron a cantar que “La 12 no existe más”, cuando de repente entraron Miguel Cedrón, Rafael y Fernando Di Zeo, líderes de “La 12”, junto con otros pibes y le dieron una paliza de aquellas, mano a mano y con palos. “La 12” le sacó los 2 “trapos”, (denominación que se utiliza para referirse a las banderas) que habían llevado. Algunos de ellos cobraron y corrieron saltando a la platea, y otros quedaron enganchados (Pajarito por ej.) que fueron tirados por la escalera. El saldo del enfrentamiento fue la condena de algunos a 6 meses de cárcel y otros 6 sin concurrir a ningún estadio de fútbol.

Nuevamente se verían las caras estas dos hinchadas en un partido también en cancha de Boca, el 31 de Agosto del 2003. A los 20 minutos del segundo tiempo y al ver que los hinchas visitantes arrojaban proyectiles hacia la bandeja inferior (ocupada por hinchas de Boca), “La 12” fue por detrás de la platea hasta la bandeja superior, e intercambió todo tipo de proyectiles (palos, mampostería y butacas) con la barra de “Los Funebreros”, apodo que reciben los hinchas de Chacarita. La policía intervino y reprimió arrojando gases lacrimógenos. El saldo fue lamentable por dos cosas: más de 60 personas resultaron heridas y ningún detenido.

Es así como Boca Juniors es respetado en la actualidad por sus logros deportivos, entre los que se encuentran 18 copas internacionales y 23 torneos locales, y por su violenta y numerosa hinchada “La 12”, una de las más temidas del país.   

                                                                                                                        Nicolas de Brasi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s